PRESTO

Tecnología BIM, ¿Qué es?

La implementación de sistemas BIM constituye un reto. Los fabricantes deben adaptar su producto a estos programas para facilitar a los proyectistas la máxima información útil del edificio y su gestión.

 

El BIM (Building information Modeling o Modelado de Información en Construcción) es una metodología de trabajo que genera y gestiona los datos de un proyecto de edificación o infraestructura desde el mismo momento en que empieza el proceso de diseño, optimizando la gestión documental y del proyecto. Permite detectar problemas antes de que se produzcan durante la ejecución de la obra, con el consiguiente ahorro de costes.

 

El BIM parte de un modelo virtual único que va a simular el edificio construido con todos sus componentes y toda su información (Estructura, instalaciones, materiales, costes, fases de construcción, gestión, etc.) Cualquier agente que vaya a intervenir en el ciclo de vida del edificio puede generar e intercambiar información eficiente a tiempo real, mejorando flujos de trabajo, productividad y calidad del resultado final.

 

Esta metodología está especialmente implantada en países anglosajones y en el golfo pérsico, donde la legislación obliga a quien quiera acometer proyectos de inversión pública a utilizarla. La Unión Europea aprobó la directiva 2014 / 24 / UE que trata de fomentar que los Estados Miembros incorporen a su legislación nacional la obligatoriedad de uso de metodología BIM en la contratación pública. En países nórdicos y anglosajones el uso del BIM ya es obligatorio desde principios de este año. En España la previsión es que haya un uso obligatorio del BIM en licitaciones públicas de edificación a partir de diciembre del 2018, y en licitaciones públicas de infraestructuras a partir de julio de 2019. El éxito británico (con ahorros al usar esta metodología de entre un 10 y un 20% del coste) favoreció una inmediata aplicación del BIM en el primer trimestre de 2016.

 

Existen varios programas de software que utilizan BIM. Los más utilizados son “Archicad” y especialmente “Revit” de “Autodesk”, empresa especialmente famosa por “Autocad”. La información que aportan los fabricantes con estos programas puede abarcar la geometría del producto, las relaciones con otros elementos, las propiedades (mecánicas, físicas, etc.), los precios, el lugar de fabricación, etc.

 

Un ejemplo de adaptación de productos sería el caso de la grifería, donde hasta ahora los proyectistas tenían que obtener las características técnicas de catálogos y fichas técnicas para poder implementarlas dentro del proyecto. Con el sistema BIM, solo tienen que insertar una familia de Revit (en el caso en que se use este programa) en su proyecto y se obtendrá de forma sencilla y muy visual todas las características. Por ejemplo, Presto Ibérica cuenta con varias líneas de producto de grifería temporizada y electrónica adaptadas a BIM mediante el programa Revit que se pueden llegar a visualizar de diferentes maneras en función de las necesidades.

 

Al ir integrando las diferentes familias de productos dentro de un proyecto, el proceso de creación del mismo es más sencillo, más barato y con información más fidedigna de manera que todos los implicados en un proceso de construcción, salen favorecidos.

 

Grifería, BIM

Imprimir

Construido con - © 2015 LARdT - ITCOAATM