Morteros sostenibles

Morteros sostenibles para la Bioconstrucción con elementos naturales no invasivos con el medio ambiente

El uso de materiales naturales para la fabricación de morteros permite que las superficies del edificio donde se aplican “respiren”, de este modo se permite que la humedad salga al exterior. 

 

Como ejemplo, los morteros de arcilla presentan diversas ventajas, entre las que destaca su capacidad como regulador natural de la humedad relativa,  consiguiendo mantenerla entre el 55%-60%, nivel de humedad ideal para el desarrollo de la vida humana. Además absorbe eficazmente el vapor de agua evitando la condensación y por tanto la aparición de moho. 

Uno de los aspectos más importantes de la Bioconstrucción es su afán por la mejora en las condiciones de habitabilidad, confort e interacción con los habitantes del edificio. En el caso de los morteros de arcilla, y debido a su capacidad como absorbente natural de los malos olores y sustancias tóxicas, mejora la calidad del aire interior, resultando idóneo para las personas con especial sensibilidad a agentes químicos.

Además otro aspecto que le hace destacar como integrante de la Bioconstrucción es su fácil aplicación y sencillo reciclado sin perder ninguna de sus propiedades, no generando residuos agresivos con el medio ambiente.

Imprimir

Construido con - © 2015 LARdT - ITCOAATM