By Adrega from Pixabay

Smart Cities, eficiencia y sostenibilidad.

¿Están los ciudadanos demandando nuevos modelos de ciudades? De la misma manera que la transformación digital se está haciendo con el mundo empresarial, también se está haciendo con el urbanismo y las ciudades. La tecnología está ayudando a crear ciudades más habitables, con mejores servicios y más limpias, factores que repercuten directamente en la calidad de vida de sus ciudadanos.

 

Según el estudio de tendencias sobre Gobierno y Sector Público elaborado por el Instituto de la Economía Digital de ESIC existen seis principales caminos a los que se dirige la Administración Pública y uno de los principales es la llamada “Era Verde”. La Era Verde corresponde directamente con todo el boom que ha tenido en la última década la ecología (alimentación, construcción, consumo o moda), el cuál ha impactado directamente en el sector público y transformando la mentalidad de los ciudadanos hacia un mundo más sostenible, priorizando el bien común y la salud.

 

El nuevo ciudadano digital demanda nuevos servicios públicos y de mayor calidad para relacionarse directamente con las administraciones públicas de la misma forma que ya lo hace con algunas entidades privadas, como la banca, energía o telecos o incluso con sus contactos más cercanos, es decir, con el móvil y de manera digital.

 

Todo esto corresponde con el proceso llamado la digitalización de las ciudades el cuál prepara las ciudades a las últimas tendencias en transformación digital. Según el último estudio de Siemens sobre las Smart Cities, desde el año 2009 más de la mitad de la población vive actualmente en ciudades y si el ritmo de crecimiento sigue como hasta ahora, para 2025 habrá 37 megaciudades en el mundo que alberguen el 14% de la población y en 2050 el 70% de la población acabará viviendo en grandes ciudades.

 

En la actualidad existen varios debates o cuestiones que atañen a la opinión pública. Desde la superpoblación, o la alta densidad, a las ciudades verticales, en consecuencia, nuestras urbes tienen que estar preparadas. Los edificios deben ser resilientes para que soporten desastres naturales e incendios, los ayuntamientos necesitarán de la monitorización del consumo energético para lograr grandes mejoras en eficiencia energética, etc. Para todo esto, la tecnología BIM nos puede ayudar a crear “gemelos digitales” para determinar los productos y soluciones que aportarán mayor eficiencia energética. Incluso, el control del consumo energético y la predicción del mantenimiento del edificio son factores clave para lograr proyectos de construcción más rentables y sostenibles, labores en las que destaca la figura del Experto en Facility Management. Nuevas tareas y nuevas funciones para una convivencia sostenible y eficiente.

 

Sostenibilidad, eficiencia, Smart Cities

Imprimir

Construido con - © 2015 LARdT - ITCOAATM