La clave puede estar en el Facility Manager.

En general hoy en día todos los edificios necesitan adaptarse a las nuevas corrientes como nuevas formas de trabajo, rutinas de las ciudades modernas y hábitos de vida marcados por la irrupción de las nuevas generaciones y la transformación digital. 

 

Es por ello por lo que la gestión de servicios será cada día más importante, principalmente por su impacto directo en la cuenta de resultados de las empresas o de las grandes comunidades y, en este terreno, la figura del Facility Manager cobra gran protagonismo.

 

Facility-by-mauabe.jpg

 

Facility Management de acuerdo con la Norma Global ISO 41011 es “una función de las organizaciones que integra personas, espacio y procesos dentro de un entorno de edificios con el propósito de mejorar la calidad de la vida de las personas y la productividad de las actividades”. Una disciplina que llegó hace relativamente pocos años para instalarse directamente en el organigrama de las compañías.

 

Según IFMA España, en 2015 el gasto del sector público en actividades relacionadas con el Facility Mangement ascendió a 54.861 millones de euros solo en España. Teniendo en cuenta que España está a la cola de los países europeos en este tipo de gasto, nos hace prever que este gasto crecerá precisamente para hacer decrecer otros.

 

El Facility Manager aporta un valor añadido que es fácilmente tangible desde el primer momento. Su papel consiste en optimizar los costes y funcionamiento tanto de los inmuebles como de los servicios de los que  se encarga. Además gestiona los mismos siempre mejorando continuamente el tratamiento y mantenimiento de los activos inmobiliarios, de tal manera que es un puesto de trabajo con funciones dinámicas. Su visión estratégica y análisis de datos le permite gestionar todas las tareas con la premisa de la optimización de resultados, por eso, su función es ampliamente tangible desde el corto y por supuesto, el largo plazo.

 

A medio y largo plazo, en la era de los Smart buildings y las Smart cities, cabe pensar que solo sobrevivirán aquellas organizaciones y aquellos puestos de trabajo que demuestren aportar un valor añadido tangible a la organización, por eso tanto a título propio como a título empresarial, la figura del Facility Manager acabará resultando clave.

 

Facility Management, facility manager

Imprimir

Articulos relacionados

Articulos relacionados para EMPRESAS AMIGAS

Construido con - © 2015 LARdT - ITCOAATM