Buenas prácticas de Bioconstrucción

BioBIT#6

La temperatura óptima para una vivienda está en la franja entre 21° y 26°

Cuando superamos el ámbito de la vivienda familiar, este objetivo sobrepasa el horizonte del confort y la salud de la unidad familiar; y se convierte en una necesidad económica y de salud pública.

Las grandes organizaciones dedican importantes esfuerzos y recursos a mantener la calidad ambiental de sus instalaciones y edificios; y los actores de la actividad constructiva deben facilitar este objetivo.

 

Imprimir

Construido con - © 2015 LARdT - ITCOAATM